Psoriasis: Información, diagnóstico y tratamiento

, , Leave a comment

Pies con psoriasis

La psoriasis es un desorden crónico del sistema inmunológico que ataca la piel y las mucosas, en ocasiones se asocia con artritis, se calcula que entre un 1 y un 3% de la población sufre de psoriasis, esta puede aparecer a cualquier edad, aunque hay edades donde se desarrolla con más frecuencia, estas suelen ser entre los 15 y 35 años de edad.

Pero, ¿Que es la psoriasis?

El sistema inmunológico desencadena señales erróneas

Lo que sucede en esta enfermedad es que el sistema inmunológico detecta las células de la piel como ajenas al individuo, es decir como si este identificara un agente patógeno, cuando en realidad son células totalmente saludables.

De igual forma el sistema inmunológico desencadena señales erróneas para acelerar el ciclo de crecimiento de las células en la piel, lo que produce que la piel esté renovando sus capas alrededor de 6 a 7 veces más de lo normal.

Este exceso de producción de células de la piel genera la aparición de lesiones escamosas engrosadas e inflamadas con aspecto blanco plateado, pudiendo aparecer en cualquier región de la piel y en la superficie de la misma, aunque comúnmente suelen aparecer en codos, cuero cabelludo, rodillas, espalda y abdomen.

¿Cuáles son sus causas?

La causa de esta enfermedad se desconoce

La psoriasis es una enfermedad no contagiosa, aunque sí hereditaria, con mayor probabilidad en hombres que en mujeres.

La causa de esta enfermedad se desconoce, aunque se sabe por estudios recientes que personas que la padecen tienen el componente genético, y que lesiones en la piel es el factor desencadenante de cambios locales de psoriasis, como es el llamado fenómeno de Koebner.

Factores ambientales también son sugeridos como factores agravantes de esta condición, incluyendo el estrés, la retirada de corticoesteroides sistémicos, y otros factores pero que no muestran un cambio significativo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la psoriasis se pueden manifestar en una variedad de formas; las variedades psoriásicas incluyen las lesiones en placa, la pustulosa, la eruptiva y la de flexión o invertida.

La psoriasis y las lesiones en placa

La lesión más común es la denominada en placa, estos pacientes presentan lesiones estables, con un desarrollo lento, que básicamente se mantienen sin cambios por tiempos prolongados, las zonas que se llegan a lesionar suelen ser codos, rodillas, el pliegue interglúteo y la piel del cuero cabelludo.

Por lo general esta variedad de lesión suele crecer muy lentamente, con poca picazón y puede incluso ceder de manera espontánea.

Lesiones postulosas

La pustulosa es otra de las variaciones, suele localizarse en la región palmar de las manos y en las plantas de los pies, aunque también puede generalizarse. La lesión es eritematosa, es decir, la piel esta enrojecida por fenómenos vasculares, acompañada por pústulas y escamas.

Cuando se presentan en manos y pies se puede confundir fácilmente con eccema. Esta lesión se caracteriza particularmente por la presencia de cuadros febriles con una temperatura entre los 39 y 40 grados centígrados por un par de días, los episodios de fiebre y pústulas suelen ser repetitivos.

Lesiones eruptivas

La eruptiva es la más frecuente en etapas de la infancia y en los primeros años de la adultez, aparece de forma aguda en individuos con psoriasis crónica en placas, la lesión tiene características de múltiples pápulas pequeñas eritematosas y descamativas, su aparición se asocia con una infección de las vías respiratorias superiores.

Lesiones de flexión

La psoriasis de flexión o inversa afecta regiones como la axila, las ingles, la región submamaria, y el ombligo: aveces ataca también la piel del cuero cabelludo, en esta variedad las placas son netamente bien marcadas, pudiendo ser húmedas y sin exfoliación.

¿Existen complicaciones?

Alrededor de 5 a 10% de los pacientes desarrollan molestias articulares

La psoriasis ha sido asociada al riesgo de accidentes cerebrovasculares, pero un buen tratamiento para niveles altos de lípidos en la sangre disminuye el riesgo.

Un 50% de pacientes psoriásicos, tienen lesiones localizadas en las uñas de los dedos, estas lesiones aparecen con un aspecto punteado y la región lesionada con aspecto engrosado.

Alrededor de 5 a 10% de los pacientes desarrollan molestias articulares y en algunos casos coincide con la aparición de una artritis reumatoide de tipo clásica, pero muchos presentan artritis psoriásica; esta se clasifica en tres tipos;

La artritis inflamatoria asimétrica que afecta frecuentemente articulaciones interfalángicas distales y/o proximales, es decir, las caderas, los tobillos, las muñecas y pocas veces la zona de las rodillas se ve afectada tambien.

La enfermedad similar a la artritis reumatoide seronegativa, donde un porcentaje muy alto desarrollan una artritis destructiva.

Y por último una espondilitis psoriásica que es una lesión limitada a la columna vertebral.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico para psoriasis está determinado por un chequeo de la piel, evaluando su apariencia.

Hoy en día no existen exámenes especiales de sangre o procedimientos de diagnóstico, ocasionalmente una biopsia dermatológica es utilizada para confirmar el diagnóstico y descartar otros trastornos.

¿Cómo se trata?

La Luz ultravioleta, natural o artificial, es muy eficaz en pacientes con psoriasis extensa

El tratamiento para psoriasis, depende del tipo de la lesión, su localización y su extensión.

Se les recomienda a los pacientes tomar medidas para evitar la resequedad e irritación excesiva de la piel, manteniendo una muy buena hidratación cutánea.

Pacientes con psoriasis en placa bien delimitada suelen tomar glucocorticoides tópicos de potencia media, pero su utilización a largo plazo hace que la misma pierda su eficacia y genere atrofia de la piel.

También son usados Retinoides como el tazaroteno, junto a un tópico análogo de vitamina D, como el calcipotrieno.

La Luz ultravioleta, natural o artificial, es muy eficaz en pacientes con psoriasis extensa. Pero como siempre una exposición prolongada de luz ultravioleta aumenta el riesgo de un cáncer cutáneo.

Cuando la psoriasis es grave y está diseminada, no se debería tomar glucocorticoides orales, porque su interrupción puede generar psoriasis pustulosa letal. En estos casos el Metrotrexato es el favorito, y más cuando la lesión se ve acompañada de algún tipo de artritis psoriásica.

Algunos tips que pueden aliviar los síntomas

  • En primer lugar el tener una dieta rica en vegetales y pobre en grasas es necesaria para llevar una vida mejor y reducir el riesgo de un accidente cerebrovascular.
  • Con respecto a las lesiones el uso de cremas de caléndula o avena es una buena manera de reducir la resequedad en la zona lesionada. Por supuesto no se puede combatir la resequedad solo desde afuera, el tomar agua, es sumamente importante.
  • También el tomar baños de yodo, porque este tiene propiedades positivas para la piel.
  • Es recomendable no cerrar las lesiones, la buena ventilación es necesaria para la mejora de la zona afectada.
  • Evitar el alcohol, el tabaco, y por supuesto el estrés, son factores que no se pueden pasar por alto.
¿Conoces algo más sobre la psoriasis?
¡Compártelo con la comunidad en la sección de comentarios!

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez