Huevos rancheros: ¡crea una receta única!

, , Leave a comment

 

receta huevos rancheros

Puede que muchos pensemos en los ranchos de Texas u otros estados del sur de Estados Unidos cuando oímos hablar de huevos rancheros, y nos imaginemos a hombres con vaqueros, botas y sombreros desayunándolos en casa antes de salir al campo a cuidar del ganado… pero lo cierto es que, en cuanto a su origen, tenemos que trasladar esa escena a México.

Se dice que los huevos rancheros eran el desayuno de los antiguos jornaleros mexicanos que trabajaban en los ranchos del país. Poco a poco este almuerzo de trabajadores fue ganando popularidad de hogar a hogar y de cantina a cantina, y terminó por convertirse en uno de los desayunos tradicionales de México.

Su fama fue creciendo tanto a lo largo de los años que al final su receta cruzó la frontera. Hoy en día los huevos rancheros han llegado a ser también en uno de los platos clásicos de la cocina norteamericana. Y no sólo en los estados del sur, si no en todo Estados Unidos.

Con esta expansión, la receta ha ganado innumerables variantes. En cada hogar y en cada restaurante se preparan de una forma distinta. Es más, cada cocinero puede darle un toque distinto y único a un plato de huevos rancheros.

Pero aún con todas las variantes que se han generado, podemos diferenciar todavía el estilo mexicano del estadounidense:

Huevos rancheros mexicanos

En México los huevos rancheros se sirven fritos (aunque existen variaciones con huevos revueltos) sobre tortitas de maíz levemente pasadas por la sartén, y se acompañan con algún tipo de salsa picante y frijoles también fritos.

Existe una versión popular llamada huevos divorciados, que se preparan igual que los rancheros, pero cubriendo uno de ellos con salsa verde y el otro con salsa roja; y separándolos por una línea de judías o frijoles.

Huevos rancheros estadounidenses

En Estados Unidos las variaciones de la receta son muy numerosas. En Texas se sirven los huevos pochados en salsa de tomate con tocino sobre una tostada, pero en otros estados existen versiones con tortillas de harina de trigo en vez de maíz, con salsa de chili o enchilada, tiras de queso, lechuga, etc.

Nosotros os traemos hoy una receta más cercana a los ingredientes que podemos encontrar en España en cualquier supermercado, para que la podáis realizar de forma fácil y sencilla en casa, y podáis innovar después con los alimentos que más os gusten.

Receta de huevos racheros caseros

Los ingredientes que vamos a necesitar por persona son los siguientes:

    • 2 tortitas de maíz
    • 2 huevos
    • 2 tomates maduros
    • Medio pimiento verde
    • Un cuarto de cebolla
    • Una cucharada de salsa de tomate (o de chile, para los que quieran un toque picante)
    • Una pizca de sal y de ajo picado
    • Aceite de oliva

Preparación

  1. Lo primero es trocear en taquitos pequeños la cebolla, el pimiento verde y los tomates, y sofreírlos lentamente en una sartén con aceite caliente. A media cocción añadimos la salsa que hayamos elegido, y una pizca de sal y de ajo, y removemos todo para que se mezclen bien los sabores.
  2. Una vez tengamos todo en su punto, lo retiramos y calentamos en otra sartén, con sólo un par de gotas de aceite, las tortitas hasta que se doren, una a una y por ambas caras.
  3. Por último freímos los huevos, y con ello ya tenemos todo listo para preparar nuestro plato de huevos rancheros.

Cómo servir unos huevos rancheros

Para una presentación clásica, colocamos primero, sobre el plato, las tortitas calientes. Sobre cada una de ellas colocamos los huevos fritos , y los cubrimos por último con la salsa.

Se puede decorar, si queremos, con una pizca de cilantro o perejil picado.

Otras ideas para personalizar tus huevos rancheros

Como decíamos al principio, este plato acepta multitud de variaciones, y vamos a poder adaptarlo a los gustos de nuestra familia o invitados muy fácilmente, creando para cada ocasión una receta única.

Podemos en primer lugar jugar con la parte picante, añadiendo unas gotas de tabasco, o picando muy fino un par de guindillas. O suprimirlo por completo y acompañar nuestros huevos con una rica salsa de tomate solo o tomate mezclado con pimiento rojo.

También podría ser buena idea añadir queso para fundirlo y salchichas en rodajitas para que los más pequeños de la casa los disfruten más. O bien pequeñas tiras de pollo a la plancha, carne picada, chorizo, bacon… éso es lo más maravilloso de esta receta, ¡que puedes adaptarla completamente a tus gustos!

Y vosotros, ¿cómo preparáis vuestros huevos rancheros?

¿Conoces alguna receta similar o alguna variación?
¡Comparte tus experiencias sobre este tema con la comunidad en la sección de comentarios!