Receta de Cheesecake: la genuina

, , Leave a comment

Hoy les traemos una receta fácil, económica y por supuesto deliciosa. Un postre sencillo, una capa de tarta de queso sobre base de galleta y cubierta de mermelada, pero que hará las delicias de todos los de la casa.

Con un carácter cremoso y un suave sabor, esta receta de cheesecake constituye el postre perfecto, ya sea para conmemorar un día especial o simplemente como un capricho tras un día agotador.

Aunque su cree originario de la antigua Grecia, fueron los norteamericanos quienes popularizaron esta tarta después de inventar el queso cremoso por accidente mientras intentaban reproducir un queso francés llamado Neufchatel.

Receta de Cheesecake

Ingredientes:

    • 1 paquete de galletas dulces (aprox. 300 gr.)
    • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
    • 750 g de queso cremoso
    • 220 g de azúcar
    • 3 cucharadas de harina (aprox. 40 gr.)
    • 4 huevos
    • 150 cc de crema de leche o nata espesa
    • 200 gr. de mermelada
    • 300 gr. de frutos rojos
    • 2 cucharaditas de esencia de vainilla

receta Cheesecake

Elaboración:

    • Precalentamos el horno a 160ºC.
    • Ponemos en un bowl el queso cremoso a temperatura ambiente y lo batimos.
    • Vamos añadiendo los huevos uno a uno y seguimos batiendo.
    • Agregamos el azucar poco a poco mientras continuamos batiendo.
    • Vertemos la esencia de vainilla en la mezcla.
    • Agregamos la harina tamizada y la crema de leche, batimos y dejamos reposar.
    • Para hacer la base, trituramos bien las galletas hasta que queden muy finas. Añadimos la mantequilla y removemos para que se mezcle bien hasta conseguir una masa homogénea.
    • Vertemos la masa en un molde desmontable para tartas y lo cubrimos, presionando con los dedos para formar una capa de grosor uniforme.
    • Vertemos ahora la mezcla de queso cremoso que teníamos reposando y lo tapamos con papel de aluminio.
    • Horneamos durante 1 hora y 15 minutos, apagamos el horno y dejamos enfriar la tarta dentro durante una hora.
    • Enfríamos la tarta durante 3 horas.
    • Cubrimos nuestra Cheesecacke con mermelada de frutos rojos
    • Colocamos los frutos rojos y reservamos en la nevera unas horas hasta su consumo.

Consejos:

    • No batir demasiado la mezcla, eso añade aire a la masa y al meter la tarta en el horno, puede provocar que tu cheesecake se abombe o agriete.
    • No hornear demasiado rápido, también puede hacer que la tarta se agriete. Lo ideal es hacerlo de un dia para otro para que vaya tomando cuerpo poco a poco y se asienten los sabores.
    • Es recomendable no utilizar en la cobertura frutas que contengan enzimas come proteínas vivas, tipo piña, papaya o mango, sin cocinarlas primero o la mezcla no cuajará.

¡Personaliza tu cheesecake!

Prueba usando tus galletas favoritas para hacer la base o cambia la capa de mermelada por la que más te guste para personalizar tu cheesecake.

¿Os atreveis con la versión de chocolate?

Para los más atrevidos os dejo esta versión de una receta de cheesecake de chocolate:

Ingredientes:

    • 120 g de galletas oreo (sin relleno)
    • 60 g de mantequilla a temperatura ambiente
    • 260 g de chocolate negro, troceado (para la tarta)
    • 500 g de queso cremoso
    • 150 g de azúcar
    • 2 huevos
    • 175 g de nata líquida para montar (35% mat. grasa)
    • 1 cucharadita y media de esencia de vainilla

Para el acabado:

    • 175 g de nata líquida para montar (35% mat. grasa)
    • 175 gr. de chocolate
    • 1  cucharada de mantequilla

Elaboración:

    • Precalentamos el horno a 180ºC.
    • Para la base, trituramos las galletas Oreo y la mezclamos con la mantequilla. Cubrimos la base el molde y horneamos durante 8 minutos.
    • Ponemos en un bowl el chocolate, calentamos la nata hasta hervir y la vertemos sobre el chocolate. Esperamos como un minuto y removemos hasta lograr una masa uniforme.
    • En otro bowl batimos el queso cremoso con el azucar, a baja velocidad (para que no se formen burbujas).
    • Vamos añadiendo los huevos uno a uno y seguimos batiendo.
    • Vertemos la esencia de vainilla en la mezcla.
    • Una vez la mezcla es homogénea, vertemos el chocolate que teniamos en el otro bowl, y seguimos removiendo, siempre a baja velocidad.
    • Vertemos toda la mezcla en el molde, alisamos la superficie y horneamos durante 15 min a 180°, luego bajamos la temperatura a 120° y lo dejamos otros 60-80 min (hasta que veamos todo cuajado, salvo el centro un poquito húmedo)
    • Después de hornear, dejar enfriar a temperatura ambiente, posteriormente enfriar en el frigorífico durante un par de horas.
    • Para preparar el acabado de chocolate, hacemos como en el paso 3, vertemos el chocolate en un bowl, hervimos la nata y la vertemos en el bowl. Dejamos un minuto y comenzamos a remover hasta lograr una masa homogénea, posteriormente vamos añadiendo la mantequilla mientras continuamos removiendo.
    • Sacamos la chocolat-cheesecake del molde y le extendemos la cobertura por encima.
    • La guardamos en la nevera y la sacamos media hora antes de su consumo para que recupere la temperatura ambiente.
¿Conoces más recetas de cheesecake?
¡Compártelos con la comunidad en la sección de comentarios!