10 Razones que hacen las festividades y las comidas familiares malas para tu salud

, , Leave a comment

Comidas familiares

Las fiestas navideñas son siempre motivo de felicidad debido sobre todo a reecuentros y ambientes familiares. Sin embargo, también se cometen muchos excesos que pueden resultar malos para la salud. Las comidas copiosas y el exceso de alcohol hacen que nuestro organismo sufra. Aquí tienes una lista de 10 hábitos que deberías intentar evitar a lo largo de estas fiestas.

10 cosas que debes intentar evitar

Comidas pesadas:

La comilonas son típicas de estas fechas. La ingesta masiva de alimentos cárnicos, salsas ricas en grasas y otro alimentos pesados pueden hacer mella en tu salud. Es probable que después de la fiestas sufras de problemas digestivos como acidez, pesadez de estómago, diarreas o flatulencias. Para evitar estas molestias, intenta hacer comidas ligeras, dando prioridad a las verduras y hortalias y dejando de lado comidas más agresivas. Además, es importante cuidar el aparato digestivo con hierbas naturales como la manzanilla, el hinojo o la menta, ya que ayudarán a realizar una mejor digestión.

Alcohol:

El alcohol es otro de los hábitos poco saludables de estas fechas. El vino, los combinados y cocktails pueden hacer que tu estómago sufra y que consumas más calorías de las debidas. Intenta evitar el alcohol, y, en caso de consumirlo, intenta que sean licores con efectos digestivos como determinados licores. Aunque estemos acostumbrados a que el alcohol forme parte de nuestra vida diaria, no deja de ser una droga que le hace mal a nuestro organismo.

Falta de ejercicio:

La falta de tiempo, las preparaciones y las vacaciones nos aislan de nuestros deberes físicos. En Navidad es más importante que nunca seguir con el ejercicio físico para mantener el organismo sano y quemar esas calorías innecesarias que consumimos casi a diario.

Estrés de las preparaciones:

Tener invitados en casa es siempre motivo de estrés, sobre todo si quieres que todo salga perfecto. No dejes que los nervios se apoderen de ti e intenta planificar todas las comidas y cenas con antelación. Si ves que sufres de los nervios, dedica tiempo a ti mismo: relájate con ejercicios respiratorios o de yoga y mantén activo tu cuerpo.

La depresión navideña:

Aunque parezca mentira, hay muchas personas que sufren en Navidad porque la melancolía les invade. Son fechas muy señaladas en las que se echa de menos a las persona que ya no están entre nosotros. Intenta canalizar esos sentimientos hacia algo productivo y disfruta de las personas que tienes a tu alrededor.

Problemas familiares:

Es bien sabido que en todas las familias existen rencillas. Juntar a tanta gente tan diversa puede causar estrés, pero no dejes que esto te supere. Intenta mantener un carácter conciliador y pacífico para que no te amarguen las fiestas.

Expectativas de una Navidad perfecta:

La Navidad perfecta, probablemente, no exista. No intentes controlarlo todo para que todo vaya bien. Intenta poner los máximo de ti y deja que las cosas flyan de forma natural.

Problemas económicos:

La comida, los regalos, las cenas con amigos fuera de casa… son siempre motivo para preocuparte por tu bolsillo. Intenta mantener hábitos un poco austeros para que la cuesta de Enero no e haga tan dura.

Los viajes estresantes:

Muchas familias tiene que hacer viajes largos para reencontrarse. Y los viajes suelen ser también una fuente de estrés. Para evitar malos ratos, planifica bien tu viaje con antelación y no desesperes, en especial si viajas en coche, ya que puede tener consecuencias fatales.

Los problemas con los regalos:

Pensar en qué cosas regalar también da siempre quebraderos de cabeza. Si estás muy perdido, ten en cuenta que lo importante es el detalle y no tanto el carácter material.

¿Conoces otras razones por las que la Navidad puede ser mala para tu salud?
¡Compártelas con la comunidad en la sección de comentarios!

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez