El colon irritable: El síndrome del intestino irritable

, , 2 Comments

El toilte un alivia para el colon irritable


El colon irritable es también llamado síndrome del intestino irritable (SII), colitis funcional o neurosis intestinal. Este síndrome afecta de manera desigual a un amplio porcentaje de la población.

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

Hoy día no se tiene conocimiento de la causa de este síndrome

El colon irritable es una enfermedad digestiva crónica de origen desconocido con tendencia a las recaídas, que se caracteriza por la presencia de dolor abdominal con cambios en el ritmo intestinal es decir con períodos alternos de diarrea y estreñimiento, acompañados o no de una sensación de distensión abdominal, sin la existencia de alguna alteración en la morfología o en el metabolismo intestinal, ni causas infecciosas que lo justifiquen.

Hoy día no se tiene conocimiento de la causa del síndrome del colon irritable, sin embargo existen alteraciones de la del movimiento y de la sensibilidad digestiva, influenciadas por factores psicológicos como el estrés, la ansiedad emocional o la depresión suelen empeorar los síntomas.

Se han propuesto otras diferentes alteraciones que también podrían influir en esta enfermedad: gastroenteritis, intolerancias alimentarias, alteraciones hormonales y factores genéticos.

Factores desencadenantes del colon irritable

Se ha asociado esta enfermedad con el síndrome de Gilbert

Como toda enfermedad, con el colon irritable existen también factores desencadenantes, cada paciente, puede presentar hipersensibilidad a alimentos variados, se ha establecido que los principales grupos de alimentos a los que los pacientes de intestino irritable son hipersensibles son el gluten del trigo, cebada, centeno, levaduras, leche y grasas.

Debido a la hipersensibilidad, aquellas comidas que producen gases intestinales son también poco toleradas por los pacientes así como los cambios bruscos de dieta o hábitos alimenticios.

Aunque no existen pruebas relevantes, se ha asociado el colon irritable con el síndrome de Gilbert, debido a que muchos pacientes refieren ambas patologías o bien muestran síntomas relevantes correspondientes a ambas, llegando en algunos casos a confundirse entre sí.

El colon irritable puede ser un síntoma de enfermedades genéticas que afectan al tejido conectivo como el síndrome de Ehlers-Danlos y el síndrome de hiperlaxitud articular.

¿Cuáles son los síntomas?

Hipersensibilidad a cualquier distensión abdominal

Los síntomas del colon irritable pueden ser leves, moderados y graves, siendo las manifestaciones leves las más comunes entre la población con colon irritable.

Las molestias o el dolor abdominal es el sintoma caracteristico de este afectación el cual suele ser difuso o localizado, habitualmente sin irradiación a otras zonas del cuerpo, de tipo cólico, un poco opresivo o punzante, en general va de leve a moderada intensidad, suele durar menos de dos horas, y alivia después de la defecación y suele respetar el sueño.

La diarrea, los despeños diarreicos o estreñimiento crónicos, a veces alternados o a veces con solo uno de estos síntomas y sensación de plenitud que han estado presentes durante al menos 3 días al mes, durante los últimos 3 meses son otros síntomas que acompañan al dolor abdominal.

Pero siempre se trata de molestias abdominales con algún tipo de disfunción en la motilidad intestinal. Otro dato indicativo es la hipersensibilidad a cualquier distensión abdominal producida por gases o alimentos irritantes.

Frecuentes deposiciones

Se experimenta una necesidad urgente de tener una deposición

Suele ser una afección crónica y acompañar al paciente a lo largo de toda su vida, unas veces con síntomas leves que no precisan ir al médico, otras veces suponiendo un importante trastorno en su vida diaria.

El dolor y otros síntomas con frecuencia se reducirán o desaparecerán después de una deposición o aparecen cuando haya un cambio en la frecuencia de sus deposiciones. Las personas con diarrea tendrán heces sueltas y acuosas frecuentes.

Con frecuencia, se experimenta una necesidad urgente de tener una deposición, lo cual es difícil de controlar. Aquellas personas con estreñimiento tendrán dificultad para defecar, al igual que deposiciones menos frecuentes. Estas personas con frecuencia necesitarán hacer fuerza y sentirán cólicos con una deposición. A menudo, no elimina nada o sólo una pequeña cantidad de materia fecal.

Saciedad precoz, ardor torácico y otros síntomas

Los síntomas pueden empeorar durante unas semanas o un mes

También son frecuentes la saciedad precoz después de haber ingerido alguna comida, las náuseas, los vómitos y el ardor torácico también llamada pirosis, son síntomas que aparecen luego de una ingesta.

La sensación de evacuación incompleta y la presencia de moco en las deposiciones, son signos de colon irritable.

Para algunas personas, los síntomas pueden empeorar durante unas semanas o un mes y luego disminuyen durante algún tiempo. Para otras personas, los síntomas están presentes la mayoría de las veces.

Tratamiento de colon irritable

Recuerde que esta enfermedad es un proceso crónico

El tratamiento de colon irritable, depende de la naturaleza e intensidad de los síntomas del paciente, ellos pueden ser medicamentos inhibidores de los espasmos (espasmolíticos), estimulantes de la motilidad (procinéticos), antidiarreicos, laxantes, antidepresivos y ansiolíticos.

También es indispensable una dieta para que así pueda cambiar su hábito alimenticio, recuerde que esta enfermedad es un proceso crónico que cursa con periodos asintomáticos junto a recaídas frecuentes, por lo que un hábito alimenticio adecuada es lo ideal, para controlar estos episodios.

En primer lugar, si usted padece de estreñimientos y diarreas, en períodos alternados deberá aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra como por ejemplo pan integral, frutas con piel y verduras.

¿Cómo se diagnostica el SII?

Existen análisis generales y específicos de sangre, orina y heces

El diagnóstico está basado en una minuciosa historia clínica junto a una completa exploración física.

Por supuesto existen pruebas complementarias que serán asignadas dependiendo de los síntomas y de la edad del paciente, existen análisis generales y específicos de sangre, orina y heces, estudios radiológicos de abdomen con y sin contraste, ecografía abdominal y sigmoidoscopia o colonoscopia.

La alimentación. suplementos y medicamentos

Es una enfermedad a la cual uno debe aprender a vivir con ella

En algunos casos es necesario utilizar suplementos de salvado de trigo que seran 4 a 8 cucharadas al día, mezclados con líquidos o alimentos. El médico puede recetar medicamentos del tipo Plantaben®, que usualmente es 1 sobre cada 8 ó 12 horas disuelto en un vaso de agua, ó Cenat®, que son 2 cucharaditas cada 12 horas con una vaso de agua.

Es una enfermedad a la cual uno debe aprender a vivir con ella, aunque puede que disminuya la calidad de vida, pero siguiendo los pasos, y las recomendaciones que su médico especialista le recete seguro, su vida mejorara.

Piense que incluso esa dieta a pesar de ser estricta también es saludable, el padecer de esta afección, te hace pensar, en que en realidad cada cosa que comemos, si genera una reacción en nuestro cuerpo, la gente deberia tomar mas conciencia, y no sólo los enfermos deberían tener un hábito alimenticio saludable, todos, porque a la larga es la comida, quien poco a poco, va dañando nuestro organismo.

Algunas recomendaciones para mejorar tu calidad de vida:

  • Es probable que tenga que evitar temporalmente aquellos alimentos y bebidas que desencadenan o empeoran sus síntomas como por ejemplo el tabaco, café, especias, alcohol, tónica, sopas de sobres, cacao, derivados lácteos, quesos, yogurt, bollería, pasteles, helados, mantequilla, etc.
  • Recuerde que es preferible el comer frecuentemente y en pequeñas porciones.
  • Las bebidas con gas y los alimentos flatulentos como la col, garbanzos, lentejas, cebollas, puerros, guisantes, frutos secos etc, trate de eliminarlas de su dieta, de seguro se sentirá mejor, y los episodios serán menos frecuentes.
  • Si lo que predomina es la diarrea evite los derivados lácteos, café, té y chocolate.
  • Puede tomar leche vegetal de almendras o de soya, cuesta un poco acostumbrarse al sabor pero las mejoras son evidentes.
¿Conoces algo más sobre el colon irritable?
Compártelo con la comunidad en la sección de comentarios

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez
  • Diana

    Varias veces me he visto afectada por diarrea o incluso estreñimiento a causa del colon irritable y me he cuidado en mi alimentación, hago deporte, pero lo que menos me gustaba era tener que privarme de algunos gustos, pero desde que encontré en esta página (http://www.remediemos.com/salud06.htm) unas recomendaciones básicas he podido consumir esos alimentos que antes no podía, me parecen muy importantes las ultimas 5 recomendaciones

  • bojan

    yo sufro de muchos gases cuando me pongo nervioso no se sira el colon irritable pero no tengo dolor abdominal ni diarreas