¿Cómo protegerse del virus Zika?

, , Leave a comment

Virus Zika y embarazo

El virus Zika tiene unos efectos graves sobre mujeres embarazadas y una vacuna parece estar muy lejos. Por los momentos el mejor plan de acción es la prevención.

De acuerdo al portal electrónico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Zika es una enfermedad causada por un virus trasmitido por mosquitos del género Aedes. Las hembras de este insecto (Aedes Aegypti) son el principal transmisor no solo del ya mencionado Zika, sino también del dengue y la chikungunya.
Este diminuto mosquito de apenas 7 milímetros de longitud, ha logrado convertirse en una amenaza para las Américas, Asia, el Pacífico y África, siendo este último continente en donde se identificó por primera vez el mencionado virus, específicamente en la región de Uganda, en el año 1947 en macacos de la India, a través de una red de monitoreo de la fiebre amarilla selvática.

Es importante que hables con tu médico ginecólogo si sospechas de estar embarazada y tienes algún síntoma del virus.

En la actualidad, el Zika está afectando a 22 países del continente americano, entre los que se encuentran: México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Colombia, Venezuela, Surinam, Guyana Francesa, Brasil y Paraguay.

Signos y síntomas

Los síntomas son similares a los de otras infecciones, como por ejemplo el Dengue y consisten en fiebre, erupciones cutáneas, conjuntivitis, dolores musculares y articulares, quebranto y cefaleas; el malestar suelen durar entre 2 y 7 días.
La OMS informa que durante los grandes brotes que se han producido en la Polinesia francesa en 2013 y Brasil en el 2015, las autoridades sanitarias nacionales notificaron potenciales complicaciones neurológicas y autoinmunes de la enfermedad por el virus de Zika. Recientemente, en Brasil, las autoridades sanitarias locales han observado un incremento de las infecciones por este virus en la población general, así como un aumento de los recién nacidos con microcefalia en el nordeste del país (4.800 casos confirmados y sospechosos de bebés nacidos con microcefalia).

¿Cómo prevenirlo?

    • Aplicar repelente: Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, CDC por sus siglas en inglés, recomiendan cubrir la piel expuesta con repelentes que tengan ingredientes aprobados como N,N-Dietil-meta-toluamida, conocido como DEET, o picaridina. Los repelentes de insectos que contienen DEET, picaridina e IR3535 son seguros para las mujeres embarazadas y las que están amamantando, así como para niños mayores de dos meses si se usan de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
    • Usar mangas largas: Usar mangas largas y pantalones para cubrir la piel ante la picadura de estos mosquitos. También se recomienda, que la ropa que se vista sea un poco gruesa de manera que el insecto no pueda traspasar la tela.
    • No lo dejes entrar a tu casa: mantén las puertas cerradas, las ventanas selladas y usa mosquiteros en caso de ser necesario.
    • Elimina los criaderos: evita que éstos se reproduzcan. Por lo que se aconseja estar pendiente de cualquier recipiente con agua estancada donde el mosquito puede proliferar, como charcos, baldes, floreros, platos de agua o comida de animales, jaulas y macetas de plantas. También se recomienda limpiar esos recipientes varias veces a la semana y cubrir piscinas y tanques de agua, a menos que hayan sido tratados con cloro.
    • Cerrar bien la basura: Los expertos recomiendan que se tomen precauciones adicionales al manejar la basura, que siempre debe estar en bolsas plásticas cerradas. Neumáticos viejos y materiales de construcción al descubierto deben ser debidamente almacenados ya que también pueden albergar larvas.
    • No viajar a zonas de alto riesgo: Esta recomendación está dirigida expresamente a las mujeres embarazadas, quienes no deberían viajar a los países con alto riesgo de contraer Zika, como es el caso de la gran mayoría de los países latinoamericanos.
    • Prevenir más transmisiones: Si bien el riesgo de trasmisión por vía sexual no ha sido confirmado, se ha sugerido el uso de condones por dos semanas después de identificada la infección, así como medios para evitar la trasmisión por saliva u otros fluidos corporales.

Por el momento no hay vacunas ni tratamientos específicos para esta enfermedad. La mejor forma de prevenirla consiste en la protección frente a las picaduras de los mosquitos siguiendo la lista de consejos ya mencionados.

Cuenta y comparte tus experiencias
¡Comparte tus experiencias con la comunidad en la sección de comentarios!

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez