Esquizofrenia: Información, diagnóstico y tratamiento

, , Leave a comment

La esquizofrenia y el cerebro


La esquizofrenia es una enfermedad mental que se caracteriza porque el paciente sufre de una alteración de la percepción o la expresión de la realidad.

Pero, ¿Qué es la esquizofrenia?

Demuestran una significativa disfunción social

La esquizofrenia también causa una mutación o un cambio de los diferentes aspectos del funcionamiento psíquico del individuo que se demuestra principalmente en la percepción de la realidad.

También demuestra una desorganización neurológica muy prominente en las funciones ejecutivas, lo que hacen que el paciente tenga una conducta desorganizada en la que le cuesta mantener conductas motivadas y dirigidas a metas.

Los pacientes que sufren de esquizofrenia también demuestran una significativa disfunción social.

La distorsión de los pensamientos y de los sentidos

Pueden a comenzar a actuar de forma extraña

Se dice que una persona que sufre de esquizofrenia experimenta una distorsión de los pensamientos y de los sentidos.

Una de las características más resaltantes de la esquizofrenia es que afecta a la persona de forma total de modo que la persona que la padece empieza a sentir, hablar y actuar de una forma diferente a como lo solía hacer.

Las personas con esquizofrenia pueden a comenzar a actuar de forma extraña y a tratar de volverse más aisladas.

La incapacidad de explicar lo que esta pasando

Tratan de evitar el contacto social

La mayoría de los pacientes con esquizofrenia tratan de evitar el contacto social y salir con amigos. Tampoco es fuera de lo común que un paciente que tiene esquizofrenia hable solo o se ría sin motivo aparente.

Por lo general una conducta que tienen los esquizofrénicos es que no tienen la capacidad para explicar lo que les esta pasando.

Miedo a la enfermedad

Se niegue a tomar medicamentos o acudir a un especialista

El paciente esquizofrénico tiene miedo de expresar lo que está sintiendo y también tiene miedo de creer que esta enfermo. Esta actitud conlleva a que el paciente no pida ayuda ni se queje de lo que está percibiendo.

Esto provoca que el paciente, sobre todo en el comienzo de la enfermedad, se niegue a tomar medicamentos o acudir a un especialista.

Causas de la esquizofrenia

No se tiene conocimiento de una causa específica

Las causas de las esquizofrenia permanecen desconocidas y probablemente la situación y factores que lleven a una persona a sufrir de esquizofrenia no sea uno solo sino más bien una combinación de varios factores durante un tiempo determinado.

También se cree que hay factores que intervienen en la aparición de la enfermedad tal como es el estrés ambiental y las presiones psicosociales.

A pesar de que se han hecho muchos estudios sobre el posible origen de la enfermedad, y sobre como poco a poco deteriora las funciones psicológicas del individuo, todavía no se tiene conocimiento de una causa específica que provoque la enfermedad.

Origen orgánico de la esquizofrenia

En los estudios que se han hecho se apunta a que la enfermedad tiene un origen orgánico pero todavía se carece de la información completa de cómo la enfermedad se desarrolla en el organismo, por lo tanto a la enfermedad se la clasifica dentro de los trastornos funcionales, como el Alzheimer.

Otros factores que juegan un papel importante en la aparición de la esquizofrenia son los factores hereditarios. Si hay historia de esquizofrenia en la familia la probabilidad de la aparición de la esquizofrenia en la descendencia aumenta considerablemente.

También los estudios han demostrado que además de los factores genéticos hay otros factores que pueden producir la enfermedad, estamos hablando de los factores prenatales.

Complicaciones en el nacimiento

En los casos de personas esquizofrénicas en los que no existe una historia de esquizofrenia en la familia por lo general se encuentra una serie de complicaciones en o alrededor del momento del nacimiento.

Las causas de la esquizofrenia en este caso pueden deberse a infecciones por virus, desnutrición materna, asfixia perinatal.

Un dato interesante es que las personas que han desarrollado la esquizofrenia tienden a haber nacido durante el invierno o la primavera al menos en el hemisferio norte.

Existen también numerosas pruebas que conectan a la esquizofrenia con alguna exposición prenatal a ciertas infecciones lo que proporciona pruebas de que la esquizofrenia puede deberse a ciertas complicaciones intrauterinas.

Síntomas de la esquizofrenia

Los síntomas de la esquizofrenia por lo general se dividen en dos tipos: síntomas positivos y síntomas negativos.

Los síntomas positivos son las cosas que el paciente hace o experimenta que las personas malas no suelen hacer ni experimentar.

Los síntomas negativos comprenden las cosas que el paciente deja de hacer o no puede hacer, y que las personas normales pueden hacer sin problemas.

Síntomas positivos:

La serie de síntomas positivos que puede experimentar un paciente de esquizofrenia:

  • Alucinaciones.
  • Delirios.
  • Trastornos del pensamiento.
  • Trastornos bipolares.
  • Trastornos paranoides.
  • Cambios de la manera de hablar.
  • Angustia.
  • Excitabilidad.
  • Insomnio y depresión.
  • Palpitaciones.
  • Sudores, ansiedad, y mareos.
  • Comportamiento agresivo o agitado.
  • Inquietud corporal.
  • Movimientos extraños y absurdos.

Síntomas negativos:

  • Pobreza afectiva.
  • Alogia.
  • Apatía.
  • Anhedonia.

El Tratamiento de la esquizofrenia

La esquizofrenia por tener una alta cantidad de síntomas se debe tratar, si es posible, de manera multifacética. Por suerte la esquizofrenia por muy compleja que sea suele responder bien al tratamiento y los pacientes experimentan una significativa mejora en varios aspectos de su vida.

Por lo general los fármacos son la forma más usada de tratamiento. En los últimos años se ha descubierto que la efectividad que puedan tener los fármacos en el paciente está condicionada por los factores genéticos, y hoy en día se hacen estudios para saber qué medicamento y qué cantidad será mejor para cada paciente.

Medicamentos y la la rehabilitación psicosocial

Entre los medicamentos que se les prescriben a pacientes con esquizofrenia están los antipsicóticos y las benzodiacepinas.

Otros tipos de tratamiento son la rehabilitación psicosocial, que incluye sesiones de los pacientes con otras personas para mejorar la capacitación social y vocacional.

También la terapia electro-convulsiva se utilizó mucho desde su aparición en 1934 pero debido a sus efectos negativos en la memoria y las posibles lesiones osteo-musculares que puede causar su uso ha menguado en muchas partes del mundo.

Conclusiones sobre la esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad muy compleja que afecta todos los ámbitos psicológicos del paciente.

Debido a esto y al hecho de que no se conozcan los orígenes, ni tampoco el completo funcionamiento de la enfermedad, no se ha logrado una cura específica que elimine todos los síntomas.

Es importante que un paciente con esquizofrenia tenga un tratamiento adecuado que pueda aminorar los síntomas y que también tenga intervenciones en forma de terapias para que no disminuya su capacidad social.

¿Conoces algo más acerca de la esquizofrenia?
Compártelo con la comunidad en la sección de comentarios

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez