Hemorroides: Información, diagnóstico y tratamiento

, , Leave a comment

Mujer con hemorroides en el baño

Las hemorroides o almorranas son estructuras vasculares ubicadas en los tejidos submucosos que se encuentran en el ano, tienen apariencia de varices, que ayudan con el control de las heces, funcionando como amortiguadores durante el paso de las heces, cuando estas se ven inflamadas, es cuando se habla de la de una enfermedad hemorroidal.

Clasificación

Más del 50% de la población estadounidense padece de Hemorroides en algún momento de sus vidas, sin distinción de género, aunque con mayor frecuencia en razas caucásicas.

Existen dos tipos de hemorroides patológicas que son clasificadas por su ubicación, externas e internas.

Las hemorroides externas:

Se encuentran por debajo de la línea dentada o pectínea, es decir donde termina el recto y empieza la piel, son varices de las venas que acompañan a las arterias inferiores que irrigan el recto, este tipo de hemorroides son dolorosas ya que están inflamadas, lo que conlleva a una irritación en la piel, causando picazón. Lamentablemente estas hemorroides son propensas a trombosar, es decir, se suelen formar un coágulos de sangre dentro de este tipo de hemorroide causando una trombosis hemorroidal.

Las hemorroides internas:

Están ubicadas por encima de lalínea pectínea, estas son varices de las venas que drenan el territorio de las ramas de las arterias superiores del recto. En esta zona existe un déficit de receptores del dolor, lo que ocasiona que estas varices no generen dolor, por lo que la mayoría de la gente ni sabe de su existencia. De todas formas, este tipo de hemorroides cuando están irritadas pueden sangrar y cuando las mismas no son tratadas pueden transformarse en dos tipos severos de hemorroides.

Las hemorroides prolapsadas:

Las hemorroides prolapsadas que por su nombre ya sabemos su significado, es cuando estas varices se encuentran tan dilatadas que son empujadas hacia fuera del ano. Si estas están presentes en un espasmo o contracción del esfínter anal, las hemorroides se verán atrapadas por fuera del ano, siendo la irrigación de esta varice limitada, convirtiéndose entonces en el otro tipo severo de hemorroides, la hemorroide estrangulada.

Sin embargo las internas son clasificadas según el grado de prolapso.

  • Grado I: La más frecuente, donde no existe un prolapso de la misma, aunque se puede presentar sangramiento.
  • Grado II: El prolapso sucede únicamente durante el esfuerzo de la defecación, luego de la misma, vuelve a su posición original.
  • Grado III: El prolapso sucede durante el esfuerzo de la defecación, pero no vuelve a su ubicación original, teniendo que ser reducidas manualmente.
  • Grado VI: Son las prolapsadas irreductibles que probablemente requieran una operación o intervención médica.

¿Cuales son los síntomas?

En cuanto a los síntomas, la gente suele llamarlos molestias, como el ardor en el ano y picazón.

También un signo de hemorroides es la sensación de humedad constante en el ano. El sangrado al defecar también es un signo de hemorroides, pero este sangrado suele ser mínimo y apenas es visible un par de gotitas en el papel higiénico al momento de limpiarse, pero este sangrado no siempre esta presente a pesar de que las hemorroides son la primera causa de sangrado anal o rectorragia.

En casos extremos, el padecimiento de hemorroides severas, podrían provocar incontinencia de gases y de las heces.

¿Cuál es la causa de las hemorroides?

Después de conocer los tipos, te preguntaras pero que ocasiona la inflamación de las hemorroides, pues según los especialistas existen varios factores, aquí nombraremos los más comunes.

  • El factor hereditario: las probabilidades de padecer de hemorroides en algún futuro son altas si tus padres o abuelos padecen o padecieron de ellas.
  • Irritación en el recto: cualquiera de las situaciones que provocan una irritación en el recto: como por ejemplo estreñimiento, diarreas, abuso de laxantes y factores nutricionales, son situaciones que contribuyen a las hemorroides, así como también lo es la obesidad.
  • Condiciones laborales: También pueden padecer hemorroides las personas que tengan un trabajo que requiera estar en una misma posición durante largos periodos de tiempo, como por ejemplo oficinistas, botones, ejecutivos, taxistas, pilotos, entre otros.
  • El embarazo: también podría generar irritación o inflamación de las hemorroides, sobre todo al momento del parto, debido a el esfuerzo realizado al momento de pujar.

Y de último pero no menos importante es el padecimiento de hipertensión portal, es decir el aumento de la presión venosa.

¿Cómo se diagnostica?

Como toda enfermedad siempre se tiene que descartar el diagnóstico de cáncer

Para saber si una persona padece o tiene hemorroides se le realiza una evaluación exploratoria clínica de recto y ano.

Como toda enfermedad siempre se tiene que descartar el diagnóstico de cáncer, puesto que un cáncer en el colon también produce sangrado anal o rectorragia pero en mayor cantidad, y también se ve alterado el hábito intestinal.

Otro de los métodos usados es la endoscopia que es básicamente la exploración interna de cualquier cavidad corporal en este caso del recto y del colon, llamadas colonoscopia y rectoscopia, con la ventaja de poder realizar procesos sin tener ninguna intervención quirúrgica. Es decir es un proceso menos invasivo.

Para los casos más severos de hemorroides es decir de 3er grado en adelante, se realizan hemorroidectomia, que es la cirugía que extirpa las venas inflamadas en la zona del ano.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento para la enfermedad hemorroidal se basa principalmente en una dieta abundante en fibra. como frutas que contengan cáscaras, verduras, pan integral y mucho líquido.

Otro tipo de tratamiento es la fotocoagulación, criocirugía, radiofrecuencia o ligadura con banda elástica, tratamientos que son usados generalmente en hemorroides de grado II y III.

Algunos tips para pacientes con hemorroides:

  • Primero el comer fibra, ya lo mencionamos, pero es estrictamente necesario, aqui les nombraremos una pequeña lista de que frutas y verduras son ricas en fibras; brócoli, remolachas, espárragos, calabazas, fresas frambuesas, alcachofas, tomates, pepinos,berenjenas, yuca, etc. El pan integral y los frutos secos, como pistachos, nueces, dátiles, etc.
  • Segundo el mantener una actividad física diaria, el salir a caminar o trotar, siempre es bueno, ya que va mejorando la circulación general del cuerpo.
  • Evitar el picante, recuerde que la irritación en el colon aumenta el riesgo de padecer hemorroides.
  • No leer mientras esté en el baño, para muchos es una técnica para la relajación al momento de defecar, pues la realidad es que esto empeora la situación en cuanto a hemorroides se refiere, evite los largos tiempos sentados en la taza, y cuando sienta que ya es hora de ir al baño, no le de muchas largas, el estrés intestinal también irrita el recto.
  • No es bueno la aplicación de toallas frías o hielo en el ano, porque no ayuda a que el coágulo sanguíneo que se encuentre trombosando las varices hemorroidales se disuelva, más bien los baños con agua tibia son más recomendados.
  • Se recomienda también el uso de un papel higiénico suave o toallitas húmedas sin alcohol para evitar la irritación de las hemorroides.
¿Conoces algo más sobre hemorroides?
¡Compártelo con la comunidad en la sección de comentarios!

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez