Leucemia: Información, diagnóstico y tratamiento

, , Leave a comment

Sangre y Leucemia


Para el año 2.000 se registró un aproximado de 256.000 niños y adultos con algún tipo de leucemia, aunque el 90% de las leucemias son diagnosticadas en adultos, es el cáncer más frecuente en niños. La tasa de supervivencia es de 85% en los niños y 50% en los adultos.

¿Has escuchado hablar alguna vez de los leucocitos o glóbulos blancos?

Te dan la defensa inmunológica que necesitas

Ellas son células sanguíneas que se producen en la médula ósea, cuando se realiza un examen completo de sangre se les suele llamar “cuentas blancas”, aunque ese término es muy general, ya que las cuentas blancas o leucocitos se dividen en 3 tipos.

Polimorfonucleares (PMNs) también llamados Granulocitos que estos se dividen a su vez en tres subespecies; neutrofilos, eosinofilos y basofilos), luego están los linfocitos y los monocitos, todos ellos indican diferentes procesos de inmunización. Sin ir muy lejos cada una de ellas actúa en diversas situaciones, pero en general ellas te dan la defensa inmunológica que necesitas.

Entonces, ¿Qué es la Leucemia?

Esta enfermedad es un tipo de cáncer sanguíneo

Se habla de leucemia cuando existe un incremento anormal de los blastos, que son la forma inmadura de las células PMNs, linfocitos y monocitos.

Esta enfermedad es un tipo de cáncer sanguíneo, que por la enorme cantidad de células anormales e inmaduras en la sangre no pueden cumplir su función inmunizante. Y es que nuestro cuerpo esta tan bien desarrollado, que el mismo sistema empieza a luchar contra sus propias células, y es allí cuando se complica la enfermedad.

Cuando las pocas células sanas, están siendo atacadas, como sucede con los glóbulos rojos y plaquetas, las cuales se ven afectadas por este trastorno de crecimiento anormal, es por ello que cuando se habla de leucemia, se relaciona con el riesgo a infecciones, hemorragias y anemias.

La clasificación de la leucemia es definida por la manera en que el cáncer ataca, puede ser aguda o crónica.

La Leucemia aguda

Se requiere un tratamiento inmediato

La forma aguda de leucemia es la más común en los niños, y esta se caracteriza por el rápido aumento del número de células sanguíneas inmaduras.

Gracias al cúmulo de estas células inmaduras en la médula ósea ocasionan que la misma sea incapaz de producir células sanas. Para este tipo de leucemia se requiere un tratamiento inmediato, por su rapida progresion como enfermedad.

Luego de que se genera este cúmulo de células anormales o malignas, ellas pasan por el torrente sanguíneo viajando por todo el cuerpo, propagándose a otros órganos.

La Leucemia crónica

Este tipo de leucemia aparece frecuentemente en personas adultas

A diferencia de la leucemia aguda, la crónica se caracteriza por durar meses o años en desarrollarse la acumulacion de las celulas blancas que entorpecen la formación de células sanas en la médula ósea, que si bien estas son maduras aún son normales.

Otra de las diferencias con respecto a la leucemia aguda, es el tratamiento de la misma ya que la leucemia crónica no requiere ser tratada inmediatamente sino que al contrario, suele llevarse un seguimiento de la enfermedad antes de aplicar un tratamiento, garantizando así, el éxito de la terapia.

Este tipo de leucemia aparece frecuentemente en personas adultas, aunque en teoría puede afectar a cualquier edad.

La Leucemia Linfocítica

Las células anormales toman el lugar de las células sanas de la médula ósea

Otro de los criterios de clasificación es de acuerdo a qué tipo de célula sanguínea afecta, como son las leucemias linfocíticas donde se ven afectados los linfocitos y las leucemias mieloides donde el mielocito es afectado; para recordar las células mieloides son las células de la serie roja de la sangre, es decir plaquetas y glóbulos rojos.

La Leucemia Linfocítica es donde la célula ósea que pasaría a formar un linfocito maduro se ve afectada impidiendo la realización de sus funciones, como lo es combatir infecciones, puede presentarse como aguda o cronica.

En la Leucemia linfocítica aguda las células anormales cancerosas toman el lugar de las células sanas de la médula ósea, diseminándose a otros órganos como hígado, bazo, riñones, cerebro y ganglios linfáticos.

Ocasionando enfermedades como meningitis, anemia, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, etc. Es el tipo de cáncer más frecuente en los niños, pero también afecta a adultos mayores de 65 años de edad.

El tratamiento estándar en este caso es Quimioterapia y Radioterapia. Las tasas de supervivencia varían de acuerdo a la edad. Alrededor de un 85% de los niños y un 50% de los adultos sobreviven este tipo de cáncer.

Este tipo de leucemia también incluye otros subtipos; la leucemia linfoblástica precursora aguda de células B, leucemia linfoblástica precursora de células T, leucemia de Burkitt y la leucemia aguda bifenotípica.

La Leucemia Linfocítica crónica

Esta enfermedad progresa muy lentamente, pero es agresiva

En la leucemia Linfocítica crónica son afectadas las personas mayores de 50 años de edad, muy raramente en adultos jóvenes, con mayor incidencia en el hombre. Las células blancas malignas aceleran su reproducción en los ganglios linfáticos, para extenderse posteriormente a hígado, bazo y por ultimo la medula osea.

Esta enfermedad progresa muy lentamente, pero es agresiva, solo un 75% de los pacientes alcanzan el rango de los 5 años de vida.

El pronóstico de esta enfermedad depende de factores como el número de linfocitos en la sangre, la gravedad de la anemia, y la eficiencia con que la que el sistema inmunitario trabaja para evitar que los agentes infecciosos se instalen en nuestro cuerpo. Existe un solo subtipo y es la leucemia prolinfocítica de células B.

La Leucemia Mieloide

Es caracterizada porque los granulocitos se vuelven cancerosos

La Leucemia Mieloide es la que se caracteriza por el cambio anormal en la célula ósea que normalmente pasa a ser un glóbulo rojo, así como también otros tipos de glóbulos blancos y plaquetas.

La leucemia Mieloide aguda es caracterizada porque los granulocitos se vuelven cancerosos, sustituyendo a las células sanas de la médula ósea. Este tipo de cáncer afecta mayormente a adultos sin embargo la tasa de supervivencia dentro del rango de 5 años es de 40%.

¿Cuál es el tratamiento?

La Leucemia Mieloide crónica se presenta principalmente en adultos

El tratamiento de Leucemia Mieloide esta basado en quimioterapia. Existen subtipos de Leucemia Mieloide, y ellos son, leucemia promielocítica aguda, leucemia mieloblástica aguda y leucemia aguda megacarioblástica.

La Leucemia Mieloide crónica se presenta principalmente en adultos, sólo un número pequeño de niños han desarrollado esta enfermedad, la tasa de supervivencia de este tipo dentro del rango de los 5 años es de un 90%. Este tipo es acompañado de escasez de plaquetas sanguíneas. Un subtipo de esta leucemia es la leucemia monocitica cronica.

¿Cuáles son los síntomas de la leucemia?

Falta de fuerza, mareos, náuseas, pérdida del apetito, pérdida de peso…

Los síntomas que suelen ser relacionados con la leucemia, es la constante falta de fuerza, mareos, náuseas, pérdida del apetito, y una importante pérdida de peso. La aparición de episodios febriles, acompañados de escalofríos y sudoración nocturna. Es posible que los pacientes puedan sentir dolor óseo o articular.

Las hemorragias frecuentes sin ningún motivo, esto ocurre por la disminución de la cantidad de plaquetas en la sangre, a veces se ven pequeñas hemorragias en las encías, nariz, hematomas en la piel o petequias.

La inflamación de los ganglios linfáticos y la alteración de los valores en los exámenes de sangre, como hemograma. Y en las mujeres una irregularidad en los ciclos menstruales.

¿Cuáles son las causas de la leucemia?

También la exposición a productos petroquímicos, tintes de cabellos…

Te preguntaras pero que causa la leucemia, pues una causa para todos los tipos de leucemia no la hay, existen factores que nos señalan ciertas razones, como por ejemplo mutaciones en el ADN de la persona, desarrollando un desorden celular, que más adelante afecta la funcionalidad en las células, también factores biológicos como los virus, en este caso esta el virus linfotrópico T humano y los factores artificiales como es la radiación, el benceno, etc.

También la exposición a productos petroquímicos, tintes de cabellos estos se han relacionado con el aumento del riesgo de desarrollar leucemia.

¿Cómo se diagnostica?

Radiografía, resonancias magnéticas y ultrasonidos…

El diagnóstico de leucemia se obtiene con exámenes de sangre completos, acompañados de examen de medula osea. Si es necesario se suelen practicar biopsias de ganglios linfáticos, se suele hacer para tener diagnósticos diferenciales.

Luego de que se diagnostique se procede a evaluar con exámenes más complicados el estado de los órganos a los que pueden verse comprometidos, es decir hígado y/o riñón.

Radiografía, resonancias magnéticas y ultrasonidos también son usados para observar el estado de los órganos y huesos. El uso de tomografías computarizadas suelen ser usadas cuando se requiera ver el estado de nódulos linfáticos en la región del tórax.

Prevencion

Usualmente es un combinado con múltiples drogas un régimen de quimioterapia

El tratamiento de esta enfermedad suele ser básicamente el uso de medicación, usualmente es un combinado con múltiples drogas un régimen de quimioterapia. Algunos son tratados con terapia de radiación, en otros casos un trasplante de médula ósea podría ayudar.

Recordemos que a pesar de que estas son enfermedades impredecibles, siempre se pueden tomar precauciones.

La realizacion de examenes de sangre, al menos 2 veces al año nunca están demás, independientemente si existe alguna infección, más aún si en la familia existen casos de cáncer.

Recomendaciones para durante y despues del tratamiento:

  • Una alimentación sana es sin duda una parte fundamental para sentirte mejor y ayudar con el tratamiento.
  • Es muy importante que si eres un fumador busques ayuda para dejar este hábito.
  • El descanso es parte del tratamiento y por lo tanto necesario.
  • Nunca deje de ir a sus consultas médicas.
  • Consulta con tu especialista cuál sería la mejor forma de ejercitarte regularmente.
  • Sigue todos los consejos de tu médico y siempre toma todos tus medicamentos.
¿Conoces algo más sobre la Leucemia?
Compártelo con la comunidad en la sección de comentarios

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez