Quistes en los ovarios: Información, diagnóstico y tratamiento

, , 19 Comments

Quistes en los ovarios
Un quiste es una bolsa cerrada con una membrana propia que se desarrolla anormalmente en una cavidad o estructura del cuerpo, en este caso los quistes en los ovarios.

Folículos y quistes en los ovarios

Cualquier folículo ovárico mayor de 2 centímetros se denomina quiste ovárico

Un quiste ovárico es cualquier concentración de fluido situado en la superficie o en el interior de uno o ambos ovarios, algunos de ellos, llamados quistes funcionales son parte del proceso normal de la menstruación.

Cualquier folículo ovárico mayor de 2 centímetros se denomina como quistes en los ovarios. Ellos tienden aparecer espontáneamente sin causa aparente, se les considera peligrosos si no se tratan correctamente, ya que ellos provocan efectos negativos sobre los tejidos más cercanos, alterando sus funciones.

Los quistes pueden contener aire, fluidos o material semisólido. Durante los años de vida reproductiva de la mujer, los ovarios son los encargados de producir, madurar y liberar los óvulos.

Existen diferentes tipos de quistes y quistes en los ovarios, a continuación explicaremos 5 tipos.

Quistes funcionales

Normalmente los folículos crecen entre los 18 y 25 milímetros

En primer lugar están los quistes funcionales, son los quistes en los ovarios más comunes entre las mujeres de edad fértil, es decir que presentan períodos menstruales, y aparecen al existir un fallo funcional con su ovulación, cada mes durante tu ciclo menstrual, crece un folículo, la mayoría de los meses, se libera un óvulo de este folículo, luego de la liberación del óvulo, este debe llegar hasta las trompas de falopio, para luego ser fecundado.

Normalmente los folículos crecen entre los 18 y 25 milímetros aproximadamente, luego de que el óvulo es liberado, este folículo normalmente empieza a reducirse hasta desaparecer, cuando estos folículos en vez de desaparecer empiezan a crecer y a llenarse de líquido, sobrepasando el tamaño normal de un folículo, entonces estos pasan a ser quistes en los ovarios.

El tamaño de uno de los quistes en los ovarios varía entre los 30 y 40 milimetros. Este tipo de quistes en los ovarios es común en mujeres que están llevando un tratamiento para la infertilidad.

Quistes foliculares y de cuerpo lúteo

Se produce cuando el folículo no se rompe

Dentro de estos quistes funcionales, existen dos tipos de quiste, los quistes foliculares, y los quistes de cuerpo lúteo.

Los Quistes en los ovarios foliculares se produce cuando el folículo no se rompe, ni se degenera si no que continua creciendo, en cambio el quiste de cuerpo lúteo aparece cuando se cierra la abertura por donde previamente salió el óvulo, dejando líquido en su interior.

Normalmente cuando no existe sintomas del embarazo

ni embarazo en sí este cuerpo lúteo debería desintegrarse una vez que este óvulo fue liberado, este al no desintegrarse provoca una depresión donde ocurre el acúmulo de líquido, se han visto casos donde el quiste en vez de llenarse de líquido, se llena es de sangre, en este caso el quiste pasa a ser un quiste hemorrágico.

Estos tipos de quistes en los ovarios tiende a desaparecer naturalmente con el pasar de los meses.

Quistes orgánicos

Teratomas, endometriomas, cistoadenomas, etc.

Otro tipo de quistes, no tan frecuentes, son los quistes orgánicos, que no son causados por el funcionamiento normal del ovario. Pueden ser de varios tipos: teratomas, endometriomas, cistoadenomas, etc.

Algunos quistes en los ovarios son de nacimiento, como los teratomas, y otros aparecen en el curso de los años, muchas veces sin una causa que los origine.

Quistes dermoides

Un óvulo tiene el potencial de convertirse en cualquier tipo de célula

Los quistes en los ovarios dermoides también llamados teratomas, tienden aparecer en mujeres más jóvenes y pueden crecer hasta 15 cm aproximadamente. Estos quistes con frecuencia contienen material extraño, como pelo, partes de dientes o hueso, tejido graso, etc.

Ya que estos quistes se desarrollan a partir de las células que producen los óvulos en el ovario. Un óvulo tiene el potencial de convertirse en cualquier tipo de célula. Como consecuencia ellos pueden crear diferentes tipos de tejidos.

Más de la mitad de los quistes dermoides se tratan con exito y desaparecen al cabo de unos meses, sobre todo cuando son pequeños. Este tipo de quistes tienden a ser hereditarios.

Quiste cistoadenoma seroso

Suelen ser benignos

Otro tipo de quiste son los cistoadenoma seroso, ellos crecen en la superficie de los ovarios, dentro de este tipo se diferencian los cistoadenomas serosos, los cuales son quistes que en su interior están llenos de líquido claro y los cistoadenomas mucinosos, que a diferencia de los serosos estos están llenos de fluido mucoso.

Este tipo de quiste generalmente están conectados a un ovario a través de un tallo, en vez de crecer en su interior. Suelen ser benignos, pero no hay que descartar la posibilidad de que evolucionen a ser quistes cancerígenos.

Quistes endometriomas

Son llamados quistes de chocolate.

Los endometriomas son quistes que se desarrollan a partir de una endometriosis, la endometriosis es cuando el tejido que recubre al útero llamado endometrio se encuentra además fuera del mismo útero.

Debido a esta condición tienden a formarse quistes que se llenan de sangre, este tipo de quiste además son llamados quistes de chocolate.

Ovario Poliquistico SOP

Estos quistes se desarrollan por problemas en la ovulación

Cuando se desarrollan quistes en varias partes del ovario, donde todos presentan un tamaño pequeño, entonces son ovarios poliquisticos o sindrome de Ovario Poliquistico SOP.

Estos quistes se desarrollan por problemas en la ovulación, que el causante principal son las hormonas, es decir que el desarrollo de estos quistes está siendo alterado por la carga hormonal de la mujer.

Por lo tanto este problema esta directamente relacionado con problemas menstruales, infertilidad, crecimiento excesivo del vello corporal, obesidad, y acné.

Síntomas de los quistes

Con respecto a los síntomas y tratamiento, es dependiendo del tipo de quiste que se tenga, pero en general los síntomas son:

  • Irregularidad menstrual.
  • Dolor abdominal pélvico constante, que puede irradiar a la espalda o piernas.
  • Dolor pélvico durante toda la menstruación y antes de empezar.
  • Dolor intenso durante el coito.
  • Náusea.
  • Vómitos o mayor sensibilidad mamaria parecida a la experimentada durante el embarazo Sensación de peso.
  • Distensión abdominal.
  • Presión en el recto o la vejiga con sensación de dificultad al vaciar completamente la vejiga de orina..

Si por alguna razón eres una persona que padece de quistes de ovarios y presentan un dolor pélvico o abdominal brusco y repentino con fiebre o vómito Es muy importante que acudas inmediatamente a la emergencia del hospital más cercano, podrían ser signos de una rotura de un quiste.

Tratamiento de los quistes

Los quistes se controlarán con revisiones periódicas

Como ya se dijo el tratamiento depende de la edad, del tamaño, de las características del quiste y de los síntomas, sin embargo el tratamiento para quistes en los ovarios esta regido por intervención quirúrgica pero en muchos casos no es necesario realizarla.

Los quistes se controlarán con revisiones periódicas, a la espera de que desaparezcan por sí solos.

En algunos casos, si provocan dolor o si su ginecólogo lo considera necesario, se realizará una intervención quirúrgica por laparoscopia, como tratamiento y exéresis de los quistes que no sean funcionales o que crezcan tras dos o tres ciclos de control.

La laparoscopia

La laparoscopia permite extraer el quiste conservando el ovario

Un quiste que no sea funcional no se resuelve espontáneamente.Todo quiste que cause dolor u otra sintomatología, y siempre que se crea que es benigno, debe ser extraído por laparoscopia.

La laparoscopia permite extraer el quiste conservando el ovario, manteniendo así la fertilidad plena de la mujer. Al ser una técnica mínimamente invasiva, la mujer puede recuperarse rápidamente, con 24 horas de permanencia en el hospital. En una semana, podrá recuperar su actividad normal.

Evidentemente, este tipo de técnicas deben ser realizadas por personal experimentado, por lo que es imprescindible acudir a un centro médico que cuente con todas las garantías.

Recuperación y medidas preventivas

La mujer disfrutará de nuevo de libertad y bienestar

Después de la intervención, la mujer disfrutará de nuevo de libertad y bienestar para realizar todo tipo de actividades y podrá gozar de nuevo con sus relaciones sexuales.

Como medida preventiva son usados los medicamentos hormonales como las píldoras anticonceptivas que impiden el crecimiento de folículos, esto si usted no está tratando de quedar en embarazo y frecuentemente desarrolla quistes funcionales.

¿Conoces algo más sobre los quistes en los ovarios?
Compártelo con la comunidad en la sección de comentarios

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez