Signos de que estás en un Matrimonio en el que no deberias estar

, , Leave a comment

Signos de que te debes divoricar

En estos tiempos modernos los divorcios son cada vez más comunues. Hay signos que te pueden indicar que es hora de tomar esa decisión.

Creative Commons Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 2.0 Generic License   Foto por:jcoterhals 

Matrimonio, vida en pareja y Divorcio…..

Muchas parejas acaban en los juzgados para firmar el divorcio debido a que esperan demasiado tiempo para pedir ayuda con la que salvar su matrimonio. No tratar los problemas matrimoniales cuando se debe puede suponer un gran problema, ya que poco a poco la relación puede ir perdiendo su fuerza. A continuación, le queremos mostrar seis signos que te harán darte cuenta de si has esperado demasiado tiempo para salvar tu matrimonio.

  • Piensas mucho acerca de tu vida sin tu pareja

Pensar acerca de cómo sería la vida si te divorciaras es común. Ocurre muchas veces durante los momentos en los que el matrimonio pasa algún problema. Pero lo que no es normal es que fantasees con el divorcio con mucha frecuencia. Este es un síntoma de que estás en una situación en la que no quieres estar y para la que quieres tener una solución. Esta es, sin duda alguna, una de esas señales por las que necesitas ponerte en manos de un terapista matrimonial antes de que empeore.

Pensar acerca de cómo sería la vida si te divorciaras es común.
  • Lo malo de tu matrimonio supera a lo bueno

Si los aspectos negativos intento de matrimonio han superado con creces los buenos, seguramente tu matrimonio este en problemas y necesites ayuda. No tomar los pasos adecuados para resolver este tipo de problemas puede causar que se acaben y acaben con tu matrimonio. Hazte un favor y no dejes que la situación vaya a más antes de tomar ayuda matrimonial para solucionar este tipo de problemas.

  • Te guardas secretos

La comunicación es una parte muy importante de cualquier matrimonio, ya que ayuda a aliviar estrés y a crear mayores lazos en las parejas. Si no te sientes cómodo al comunicarte con tu pareja, seguramente este sea un signo de que no confías en ella. Un matrimonio no puede sobrevivir si no hay confianza entre las partes que lo fundamentan, por lo que es un problema que debe ser solventado con la mayor rapidez posible.

  • Creas problemas donde no los hay realmente

Muchas personas dentro del matrimonio se ponen a la defensiva en ciertos aspectos que impiden que se pueda entablar una conversación productiva entre la pareja. Este tipo de actitud puede causar el divorcio. Cuando los conflictos no son tratados por tener una actitud defensiva, no se puede llegar a una forma en las que las dos personas se pongan de acuerdo.

  • Sientes que eres la única persona a la que le importa resolver los problemas

Si te sientes frustrado cada vez que te sientas a discutir sobre los problemas matrimoniales y tu pareja no se interesa por el problema, entonces quizás te quiera demostrar que ya no está interesada en vuestra relación. Llegados a este momento, no tardareis en darnos cuenta de que algo está muy mal en vuestro matrimonio.

  • Nunca o casi nunca tienen relaciones sexuales

No existo un número establecido de veces por semana para tener relaciones sexuales. Cada persona y cada pareja es distinta pero en muchas relaciones, una de las dos partes a veces no quieren tener sexo y esto puede ocasionar un grave problema en la pareja. Un matrimonio que no tiene intimidad sexual y afecto puede acabar en divorcio.

Si te ves identificado o identificada con cualquiera de los problemas que hemos mostrado en este artículo, te recomendamos que se ponga en manos de un experto matrimonial que le ayude a resolver esta situación antes de que sea demasiado tarde.

¿Haz pasado por esto?
¡Comparte tus experiencias con la comunidad en la sección de comentarios!

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez