¿Son útiles los seguros dentales?

, , Leave a comment

Mejores seguros dentales

Cada día más gente opta por contratar un seguro dental. En cada país, la seguridad social cubre determinadas intervenciones del dentista, pero en muchos casos no es suficiente. Un seguro dental permite poder hacer frente a la hora de tener un problema mayor que tu seguro no cubra. Hoy en Nedik te damos ventajas y desventajas de los seguros dentales.

¿Por qué contratar un seguro dental?

omo te hemos dicho, muchas veces el sistema de seguridad social de cada país no cubre determinadas intervenciones dentales. Las causas más comunes para acudir al dentista son la revisión periódica de los dientes, las limpiezas dentales, las caries o los problemas con las muelas del juicio. Aunque son revisiones u operaciones bastante sencillas y comunes, muchas veces el precio de éstas suele dispararse. Por eso muchos optan por contratar seguros dentales con cuotas mensuales que cubren estas acciones.

Los diferentes seguros dentales van en función de la edad del asgurado

Sin embargo, existen infinidad de aseguradoras con diferentes seguros dentales, dependiendo sobre todo de las edades del asegurado. Naturalmente, un niño de 5 años  no va a tener los mismos problemas bucales que una persona de 60, por lo que normalmente cada seguro va enfocado a las necesidades de las persona. Hay seguros básicos por cuotas mínimas mensuales que cubren las acciones más básicas. Eso sí, si quieres estar bien asegurado contra muchos de los riesgos, las cuotas suben de precio considerablemente. Al final, será en ti en quien recaiga la labor de buscar un seguro que más se adapte a tus necesidades. Aunque los problemas dentales no sean vitales para la salud, muchas veces son inevitables y es conveniente tener una mínima cobertura frente a los gastos de lo dentistas y ortodoncistas.

Los problemas dentales más comunes

Entre los problemas dentales más comunes que suelen cubrir las aseguradoras, nos encontramos los siguientes:

  • Caries: se conoce como caries a la destrucción de los tejidos de los dientes por la acumulación de bacterias. Son muy comunes y tienen fácil solución en la mayor parte de los casos.
  • Placa y sarro: las proteínas de la saliva y otro componentes de las comidas se van depositando sobre nuestros dientes y pueden dañarla. Para evitarla, una limpieza cada 6 meses es fundamental.
  • Problemas de encías como la gingivitis.
  • Sensibilidad dental
  • Bruxismo: desgaste de los dientes por apretar la mandíbula demasiada, normalmente, a causa del estrés.
  • Llagas, úlceras e infecciones.

El consejo que te damos es que si tiene unos dientes sensibles y sufres de caries o sensibilidad permanente, lo más recomendable es que contrates un seguro dental básico para que los pagos no sean tan duros.

¿Tienes un seguro dental?
¡Comparte tus experiencias con la comunidad en la sección de comentarios!