Urticaria: Información, diagnóstico y tratamiento

, , Leave a comment

Medico examinando paciente con urticaria


La urticaria es una enfermedad frecuente de la piel que puede aparecer a cualquier edad, aparece con mayor tendencia en adolescentes y adultos jóvenes.

La Definicion

La urticaria es un sintoma caracteristico de alergias

El tipo de urticaria en niños y adolescentes más común es la aguda y ésta es tres veces más frecuente en mujeres que en hombres.

Una urticaria se reconoce cuando aparecen áreas rojizas en la piel que tienen una apariencia un poco inflamada, donde estas producen una picazón intensa.

La urticaria es un sintoma caracteristico de alergias. La urticaria puede desaparecer rápidamente, en un par de horas asi como tambien puede llegar a durar un dia completo.

La lesión consiste en grupos de ronchas, mientras nuevas aparecen otras empiezan a desvanecerse, estas ronchas No deja ninguna marca o lesión en la piel. Se cree que al menos un 20% de la población ha padecido de un episodio de de erupción urticaria en alguna etapa de sus vidas.

Usualmente la urticaria es una reaccion alergica a algun alimento, droga o infección.

La urticaria es una enfermedad que ataca el sistema inmunitario alterando el sistema nervioso y así permitir que el cuerpo pueda ser afectado por la histamina.

La histamina y la urticaria

En cualquier reacción alérgica se libera histamina

La histamina tiene muchas funciones importantes, actúa como vasodilatador, disminuye la presión arterial, provoca la contracción de la musculatura lisa de bronquios y útero, aumenta el peristaltismo intestinal, estimula la secreción del ácido clorhídrico en el estómago y es mediadora de muchos procesos inflamatorios.

En cualquier reacción alérgica se libera histamina, y ésta provoca los síntomas alérgicos más comunes, desde el grano y picor de una picadura de mosquito a la congestión nasal y rinitis de la alergia al polen, pasando por síntomas variados como enrojecimientos, náuseas, vómitos, rinitis, asma, dolor de cabeza y migrañas, vértigos, taquicardia, diarreas, etc.

La urticaria tiene diversas presentaciones clínicas y causas. Cuando la inflamación o las ronchas aparecen alrededor de la cara, especialmente los labios y los ojos, se denomina angioedema. La hinchazón por angioedema también puede ocurrir alrededor de las manos, los pies y la garganta.

Sustancias desencadenadoras de la urticaria

Medicamentos, polen, mariscos, pescado, nueces, etc.

Muchas sustancias pueden desencadenar la urticaria, incluyendo: Caspa de animales en especial la de gatos, picaduras de insectos, medicamentos, polen, mariscos, pescado, nueces, huevos, leche y otros alimentos.

Los medicamentos frecuentemente responsables de la aparición de urticaria son: penicilina, sulfas, anticonvulsivos, fenobarbital y aspirina. La urticaria también puede aparecer por estrés emocional, exposición extrema al frío o al sol, transpiración excesiva, enfermedades como lupus, trastornos autoinmunitarios y leucemia) e infecciones como mononucleosis.

Clasificación de la urticaria

La urticaria se puede clasificar de acuerdo a diferentes parámetros:

  • Urticaria según la evolución: en aguda o crónica.
  • Urticaria según el cuadro clínico: en urticaria ordinaria (urticaria propiamente dicha), urticaria física (por estímulo detonador), urticaria por contacto (inducida por un contacto químico o biológico) y angioedema (sin ronchas), en el cual el espectro de las manifestaciones clínicas de los diferentes tipos es muy amplio.
  • Urticaria según el mecanismo potencial de su desarrollo: inmunológico, no inmunológico, mediada por el complemento, o bien urticaria autoinmune.

La urticaria se produce por frotamiento constante o fricción sobre la piel, y frecuentemente ocurren después de rascarse, o cuando se usa ropa apretada. Una forma común de la urticaria es el Dermografismo, que se presenta en el 5% de la población.

La urticaria aguda:

La urticaria aguda se define tradicionalmente por la presencia de ronchas de forma espontánea, casi la mayoría de los días, con un tiempo máximo de seis semanas, mientras que la urticaria crónica se define como la presencia de ronchas de forma espontánea por encima de seis semanas, diariamente o casi la mayoría de los días de la semana.

Las urticarias físicas:

Las urticarias físicas comprenden de 20% a 30% de los casos de urticaria crónica. Dentro de los detonantes físicos que inducen urticaria se incluyen estímulos mecánicos, térmicos, ejercicio, exposición solar y exposición al agua.

La urticaria colinérgica:

La urticaria colinérgica es el término médico para la urticaria que se puede desarrollar después de actividades que aumentan la temperatura corporal. Las actividades que pueden causar esto incluyen: baños de tina, ducha, hidromasaje o tina de agua caliente, ejercicio, fiebre o tensión emocional.

Se ha estimado que del 5% al 7% de los pacientes que padecen urticaria pueden presentar urticaria colinérgica.

Urticaria inducida por el frío:

La urticaria inducida por el frío se presenta después de la exposición al viento o al agua a muy baja temperatura. La urticaria puede aparecer en las extremidades y, generalmente, en cualquier área expuesta.

El agua fría o los líquidos pueden provocar síntomas en los labios o en la boca.

Urticaria solar y el ejercicio:

La urticaria solar es causada por exposición a la luz solar o a lámparas solares, pudiendo ocurrir una reacción dentro de uno a tres minutos.

El ejercicio es otra causa de urticaria. Algunos individuos afectados pueden también desarrollar obstrucción pulmonar y/o pérdida de conciencia. Esta reacción tan grave se denomina anafilaxia inducida por el ejercicio.

Tratamiento de urticaria

Para el tratamiento de urticaria, primero que nada, se debe eliminar la causa desencadenante ya sea alimentos, aditivos, fármacos, frío, calor, picaduras, etc).

Para ello se implementa una dieta de eliminación suspendiendo por 10 días los alimentos que contienen polipéptidos o haptenos altamente antigénicos como lo son las nueces, pescados y mariscos, asi como tambien aquellos que favorecen la liberación de histamina como el chocolate, frutillas, huevo, café, mariscos y lácteos.

Luego de los 10 días se comienza a incorporar un alimento cada 3 días, observando si vuelven a aparecer las lesiones, en cuyo caso se debe suprimir de la dieta.

Urticarias físicas:

Para los pacientes con urticarias físicas es útil la identificación de los agentes detonantes de la enfermedad para evitarlos, lo cual es casi siempre el único tratamiento necesario, aunque en algunos casos se necesitan tratamientos específicos adicionales.

Dermografismo severo:

Para el dermografismo severo, una ingesta regular de cualquier antihistamínico no sedante produce un alivio total de los síntomas. La urticaria adrenérgica responde al tratamiento con beta-bloqueadores, los cuales se pueden utilizar tanto para realizar el diagnóstico como para prevenir los ataques.

Urticaria por presión:

La urticaria por presión tiene poca respuesta a antihistamínicos y requiere tratamiento con corticosteroides y antiinflamatorios no esteroideos (AINES). El ketotifeno, un estabilizador de los mastocitos, es eficaz en el tratamiento de las urticarias colinérgica y por frío; en esta última la ciproheptadina y la doxepina también han mostrado ser efectivas.

Urticaria solar:

El tratamiento de la urticaria solar consiste en evitar la exposición a la luz solar, uso de ropa protectora y pantallas solares. El tratamiento de la urticaria acuagénica comprende barreras protectoras y tratamiento previo con antihistamínicos.

Por último un par de sugerencias:

  • Evitar la exposición a sustancias que ocasionen reacciones alérgicas.
  • No uses ropa demasiado apretada y evita los baños o duchas calientes justo después de un episodio de urticaria, ya que puede reaparecer la alergia.
¿Conoces algo más sobre la urticaria?
Compártelo con la comunidad en la sección de comentarios

Beatriz Gonzalez

Beatriz Gonzalez

Medico General at Consulta Privada
Médico General con amplia experiencia en medicina tradicional pero cada vez más interesada en tratamientos integrales y naturales complementarios.
Beatriz Gonzalez