¡Aprende cómo meditar y a convertirlo un hábito!

, , Leave a comment

Como meditar

Todos sabemos que meditar es una buena costumbre que puede ayudarnos a mejorar significativamente nuestra calidad de vida. El estrés y la depresión son una de las causas principales de absentismo laboral y cada año hacen que millones de personas en el mundo experimenten un descenso en su calidad de vida. La meditación puede ayudarte a cortar estos problemas de raíz, ¿quieres saber cómo?

Beneficios de la meditación

Aunque la meditación haya sido algo habitual es las sociedades orientales, en las occidentales siempre hemos pecado de dedicar muy poco tiempo al equilibrio emocional. Es por eso que el estrés se ha convertido en el pan de cada día entre las personas que trabajan en grandes ciudades o en trabajos modernos.

La meditación, por tanto, puede ayudarte a:

  • Reducir los niveles de estrés – Los niveles altos de estrés conducen a síntomas físicos relacionados con la fatiga, los trastornos del sueño, trastornos alimenticios o incluso depresión. Meditar habitualmente reduce mucho los niveles de estrés, por lo que sean cuales sean tus síntomas (pueden ser hasta trastornos de la piel como la dermatitis) desaparezcan sin necesidad de medicamentos.
  • Mejora el sueño – Un sueño reparador es la base para disfrutar de una vida más relajado. Las personas que no saben desconectar son las más propensas a sufrir de insomnio y de no descansar mientras duermen. La meditación ayudará a relajarte y a que concilies mejor el sueño.
  • Mejorará tu ánimo y tu autoestima – La meditación consiste en reflexionar acerca de uno mismo en relación con el medio en que habita. Conocerte a ti mismo y al mundo que te rodea te ayudará a entender por qué somos como somos y cuáles son tus puntos fuertes. Si notas que estás de mal humor o te encuentras apático, prueba con la meditación.
  • Relajación física – Muchos de los problemas fisiológicos como los dolores de espalda, vienen dados por casos de estrés. Practicando la meditación comprobarás que si la mente está sana, el cuerpo también lo estará.

4 Consejos para lograr el hábito de la meditación

Elabora un contrato contigo mismo: Aunque parezca una broma, a nuestro cerebro no le gusta admitir que somos contradictorios. Por eso, si de verdad quiere meditar y te cuesta, redacta un contrato contigo mismo por el cual te comprometas a ejercer la meditación un número de horas determinado por semana y luego fírmalo. Así, estarás instando a tu cerebro a cumplir con los pactado.
Crea un calendario: La segunda cosa que le gusta a tu cerebro, es la organización. Prepara un calendario con los días y horas exactas de meditación y cúmplelo sin saltártelo.
Presión social: Una vez hecho el pacto con uno mismo, toca poner en práctica algo que a veces es tan inútil, pero que otras puede ser beneficioso. La presión social tiene mucho poder, así que informa a tus amistado y familiares de tu compromiso para que ejerzan un poco de presión sobre tu mente cuando tengas la tentación de abandonar.
Encuentra tu grupo: Todo es más fácil en compañía, así que busca un grupo de meditación en el que todo podáis contagiaros las ganas de seguir meditando.
¿Conoces otros beneficios de la meditación?
¡Compártelos con la comunidad en la sección de comentarios!