¿Comerías BACTERIAS? ¡Los alimentos fermentados son saludables!

, , Leave a comment

Repollo fermentado

Quizás la mala fama de las bacterias tenga fundamento, y es que gran parte de ellas nos hacen enfermar continuamente: resfriados, gastroenteritis, infecciones de orina… Sin embargo, en nuestro organismo habitan miles de bacterias que nos ayudan a sobrevivir. ¿Quieres saber cuáles son y cómo pueden ayudarte?

¿Qué es la fermentación?

Se conoce como fermentación al proceso catabólico de oxidación que no necesita oxígeno y que da como resultado un compuesto orgánico.

Los alimentos que están fermentados son aquellos donde microorganismos vivos crecen y están activos.

Los alimentos que están fermentados son aquellos donde microorganismos vivos crecen y están activos. Entre ellos podemos encontrar bacterias, hongos o levaduras.

La fermentación ocurre cuando los alimentos llevan tiempo producidos y no se consumen. Es muy probable que el descubrimiento de la fermentación fuera casual, después de dejar alimentos sin consumir y descubrir que se transformaban.

Entre los alimentos fermentados más consumidos y conocidos por todos se encuentran los yogures, el queso, el pan o el vino. Todos estos alimentos están llenos de bacterias y hongos que son beneficiosos para nuestra salud.

¿Por qué son las bacterias beneficiosas para nuestro organismo?

Seguramente habrás oído hablar más de una vez de la flora intestinal. Con este nombre se conocen al conjunto de bacterias y otros microorganismos que conviven en nuestro aparato digestivo y nos ayudan a digerir los alimentos.

La relación que existe entre estas bacterias y nuestro cuerpo es de simbiosis, es decir, ellas se aprovechan de nosotros y nosotros de ellas. Es muy importante mantener esta flora equilibrada. Una insuficiencia de bacterias puede provocar que no podamos digerir alimentos y, en caso contrario, puede provocarnos enfermedades.

Alimentos fermentados más recomendables

  • Yogur: El alimento fermentado saludable por excelencia. Las bacterias que se encuentran en él transforman la lactosa en ácido láctico, un compuesto que ayuda a combatir las bacterias malas de nuestro aparato digestivo. Es por ello que el yogur se convierte en alimento imprescindible para mantener la flora intestinal sana y luchar contra enfermedades.

    Además, su valor nutritivo es muy alto, ya que contiene muchas vitaminas del tipo B. Si sufres de problemas intestinales como diarreas es probable que sea porque tu flora esté dañada. Una dieta que incluya yogur ayudará a sentirte mucho mejor (siempre que no seas intolerante a la lactosa)

  • Miso: Se trata de un alimento fermentado en forma de pasta o crema que se obtiene de la soja amarilla. Se obtiene por medio de la acción de un hongo y contiene vida enzimática que regenera nuestra flora intestinal.

    Es importante mencionar que casi todas la vitaminas B se pierden durante la cocción. Sin embargo, al fermentar, se conservan y los alimentos se convierten en algo más nutritivo de lo que era antes.

  • Pan: Para hacer pan también se utiliza la fermentación, en este caso con levadura (hongo). Ya que la fermentación es un proceso de “predigestión” lo que se consigue es que el cereal utilizado se vaya descomponiendo y sea más fácil de digerir.

    En este caso, además, la fermentación destruye parte del ácido fítico, un compuesto que impide la absorción de calcio y hierro en nuestro organismo.

 

¿Conoces otros alimentos fermentados?
¡Compártelos con la comunidad en la sección de comentarios!