¡Haz que la salud y el ejercicio sean parte de tu vida!

, , Leave a comment

Vida saludable

Para estar sano no hace falta hacer grandes sacrificios. Tan solo has de cuidar tu dieta, hacer ejercicios moderadamente y descansar correctamente. Estas tres pautas te ayudarán a ser más feliz y disfrutar más de la vida.

¡La solución está en tus manos!

Cuando pensamos en vidas saludables y en hacer ejercicio, nos imaginamos el día en el gimnasio y la dieta. Pero esto no tiene porqué ser así. Si sufres de problemas del corazón, de obesidad y de lesiones, es natural que tengas que hacer un esfuerzo mayor para conseguir estar más sano.

Sin embargo, si disfrutas de una buena salud y quieres mantenerla y alargar tu vida, los esfuerzos que tienes que hacer son mínimos comparados con las grandes compensaciones que más tarde tendrás. ¿Quieres saber cuáles son las claves para llevar una vida sana? ¡A continuación te las contamos!

Cuida tu dieta

Cuidar la dieta es el primer paso para llevar una vida sana. Si estás dispuesto a hacer un gran sacrificio, puedes pasarte al vegetarianismo (0 carnes) o al veganismo (0 carne y 0 productos derivados de los animales).

Está comprobado que el consumo de carne puede ser cancerígeno y es parte fundamental en otro tipo de enfermedades. Comer verdura siempre es más sano así que, por qué no convertirse? Aún así, si no estás dispuesto a dejar las carnes, el jamón o el chorizo, puedes aplicar los siguientes consejos a tu dieta:

  • Come a horarios regulares
  • Mastica bien y despacio la comida
  • Consume mucha verdura y hortalizas. Dales prioridad con respecto a las carnes.
  • Evita las carnes rojas y sustitúyelas por pescado o carne de pollo, conejo o avestruz.
  • Evita los alimentos con grasa saturadas. En especial, todos aquellos alimentos de fábrica como la bollería industrial o los aperitivos de bolsa. Son una fuente de carbohidratos y grasas que se convertirán en una bomba para tus arterias y para tu corazón.
  • Evita refrescos con azúcares y aditivos. Los colorantes, conservantes y demás aditivos son lo peor para nuestro organismo. Bebe mucha agua, y si necesitas hidratarte bien, puedes preparar bebidas isotónicas con azúcar y bicarbonato.
  • Come más en casa y menos fuera. Intenta comprar las verduras y las hortalizas en mercados tradicionales, y lávalas bien antes de comerlas (¿sabes cuántos productos tóxicos les echan a los tomates?). Por eso, ¡quita siempre la piel! o, si la economía te lo permite, compra alimentos calificados como BIO u organicos.
  • Evita freír. En la cultura hispana tendemos a abusar del aceite. Hay alternativas: horno, plancha, vapor…

El Ejercicio

El ejercicio es parte fundamental de la vida sana, pero no tienes que machacarte en el gimnasio. Con estas pautas vale para mantenerse:

  • Hacer 30 minutos de ejercicio cardiovascular moderado al día, o 20 minutos si es intenso 3 veces por semana.
  • Estira todos los días: levántate 10 minutos antes y dedícalos al estiramiento.
  • Evita escaleras mecánicas, ascensores y coche o transporte público: siempre que puedas, ve andando o en bicicleta.

El Descanso

El descanso es el tercer pilar para la vida sana. Cuando mejor comas y más ejercicio hagas, mejor dormirás, y viceversa. Una vez que entras en el ciclo de la salud, todo funciona mejor. Para descansar correctamente:

  • Duerme al menos 8 horas diarias
  • Acuéstate siempre a la misma hora
  • No cenes ni bebas alcohol o excitantes antes de irte a dormir. Hazlo mínimo dos horas antes de acostarte.
  • Hidrátate bien. Antes de dormir, puedes beber agua o tomar alguna infusión como la tila o la manzanilla (¡No tomes mucha, sino te levantarás a orinar!)
  • Evita medicamentos o aparatos a tu alrededor que emitan ondas electromagnéticas.
¿Conoces más formas de estar sano?
¡Compártelas con la comunidad en la sección de comentarios!

Ernesto Roca
Sígueme

Ernesto Roca

Toda una vida dedicado a los deporte. Triatlón, maratón, ciclismo y carreras de aventura.
Vegetariano, amante de los animales y poniendo mi granito de arena (que nada cuesta) para cuidar el planeta.
Ernesto Roca
Sígueme