La mejor dieta para diabéticos: deporte y alimentación sana

, , Leave a comment

La diabetes es una enfermedad crónica consistente en el exceso de producción de glucosa en la sangre y en la orina, debido a una disminución de la secreción de la hormona insulina, situada en el páncreas.
Ser diabético no es fácil, pero poco a poco vamos conociendo qué alimentos se pueden comer y sobre todo, qué alimentos tenemos que dejar de lado. Hoy os vamos a explicar qué alimentos están permitidos y también los que están prácticamente prohibidos. También os daremos unos consejos sobre dietas para evitar caer en la enfermedad y llevar una vida sana y saludable.
¿Qué tengo que hacer para prevenir la diabetes?

Dieta para diabeticos

Lo más importante para prevenir la diabetes es el ejercicio físico y la alimentación. El ejercicio físico aporta numerosos beneficios para nuestra salud, ya que mejora los niveles de colesterol y la presión arterial, mejora la resistencia de insulina de nuestro páncreas, ayuda a controlar el peso y las grasas y por último, nos ayuda a estar en unas condiciones buenas a nivel psicológico y emocional.

Debemos saber que el exceso de peso, sobre todo cuando se encuentra en mayor proporción en la zona abdominal, es un factor de riesgo. Como hemos dicho, hay que hacer ejercicio físico continuamente. Ten paciencia, que los resultados al bajar el peso no son inmediatos. Si conseguimos ingerir 500 calorías menos de las que quemamos, perderemos peso, ¡no te desanimes!

Durante muchos años, nos han dicho que ingerir azúcares es nefasto para la prevención de la diabetes. Realmente no es cien por cien cierto. Los azúcares mezclados con alimentos que aportan pocos nutrientes positivos y las grasas saturadas hacen que el riesgo de padecer diabetes sea mucho mayor. En los últimos años, se ha descubierto que las harinas refinadas, como algunos cereales, el pan blanco o el arroz blanco llegan a nuestra sangre con la misma rapidez que el azúcar.

Por lo tanto hay que elegir una dieta basada en alimentos ricos en fibras y menos refinados, como los alimentos integrales, cereales como la avena o el centeno, porque se consigue saciar la ansiedad y el apetito. ¡Ah! Y no te olvides de hacer 5 ó 6 comidas al día; modera el apetito y las cifras de glucosa en sangre son mucho menores.
También hay que evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas

Soy diabético, ¿qué puedo comer y qué no?

Hay una gran cantidad de alimentos que puedes comer sin problema, es más, son beneficiosos para tu diabetes porque tienen el índice glicémico bajo. Son ideales para incluirlos en una dieta para diabéticos.

Las bayas están cargadas de antioxidantes, vitamina C, potasio y fibra. Aunque sean alimentos que se encuentran mayormente en verano gracias a las nuevas tecnologías y a las importaciones las puedes encontrar en cualquier época del año. . Arándanos, frambuesas o fresas ayudan a regular tus niveles de glucosa.

Los vegetales de hoja verde, como las espinacas o las coles. Son muy nutritivas y, gracias a que tienen nutrientes como la vitamina A, ayudan a mantener tu peso. El hierro ayuda a fortalecer la sangre y el calcio a fortalecer los huesos.

El tomate pertenece a la familia de las frutas, aunque la englobemos en el rico mundo de las hortalizas. El tomate es una gran fuente de vitamina C y A. Para un diabético es importante porque fortalece tu piel y ayuda a formar el tejido cicatricial de tus heridas. La vitamina A, por su parte, ayuda a mantener una buena salud visual. En cualquier caso, una pieza de fruta es buena para nuestro organismo, pero no hay que abusar de ellas, porque tienen azúcar. Toma 2 ó 3 piezas al día.

Los productos lácteos y sus derivados también tienen un alto nivel de zinc, aunque hay que intentar tomarlos desnatados y a ser posible, enriquecidos con vitaminas que se pierden en el producto de envasado, como la vitamina E. Otro alimento que ayuda a mantener los niveles de glucosa son las judías. Que poseen vitamina A, B1, que previene las enfermedades infecciosas, y la B2, que previene la caída del cabello y problemas de córnea.

Pero no todo va a ser comer alimentos de la tierra. Está permitido comer pescados blancos ricos en omega 3, el marisco y carnes como el pollo y el pavo.El salmón, el atún o las anchoas ayudan a reducir la presión arterial y a bajar los triglicéridos, reduciendo el riesgo de tener afecciones cardiacas. El pollo tiene una gran cantidad de zinc -cuya función es protectora- pero eso sí, tienes que cocinarlo sin piel y al horno o asado. No se recomienda frito.

Por otra parte, existe una cantidad inmensa de alimentos que no se deben comer. Las carnes rojas, ya que tienen una gran cantidad de grasas, los aderezos y salsas, los dulces hechos con azúcar refinado, los aceites (mantequilla, manteca y margarina) y la sal. Tampoco se debe tomar alcohol, fumar tabaco y beber refrescos con gas.

Esperamos que los que no sois diabéticos, cuidéis la alimentación y hagáis ejercicio físico. Os vais a sentir mucho mejor después de nuestros consejos.Y si eres diabético, esperamos que estos alimentos ayuden a regular tu nivel de glucosa.

¿Conocéis una buena receta para combatir la diabetes o reducir el nivel de azúcar? ¡Participa con nosotros!
¡Esperamos vuestros comentarios!

¿Sufres de Diábetes?
¡Comparte tus experiencias con la comunidad en la sección de comentarios!