¿Tienes un trabajo de oficina? Entonces practica estos 5 ejercicios!

, , Leave a comment

Ejercicios para la oficina

Para nadie es un secreto, que al pasar más de 5 horas sentado es malo para nuestra salud y lamentablemente no todos los que trabajamos sentados somos miembros de algún gimnasio, ni mucho menos disponemos de horas para asistir a alguna clase de aerobics o de alguna otra práctica deportiva.

¿Que puedes hacer al respecto?

No necesitarás de ningún instrumento

Nedik te trae los seis estiramientos que todo trabajador de escritorio debería hacer, si quieres mantener tu salud en las mejores condiciones posibles.

No necesitarás de ningún instrumento de gimnasio para realizarlos, empecemos a ejercitarnos de arriba hacia abajo. Cada ejercicio debe ser realizado en intervalos de 2 horas, empezando por el cuello y los hombros.

El cuello y hombros:

al final del día, no sentirás tenso ni tus hombros ni tu cuello

Cada vez que te encorvas hacia el teclado estarás tensando los músculos de tu columna cervical endureciendo nuestros hombros. Para ejercitar esta zona, lleva los brazos detrás de ti, y entrelaza tus dedos. Luego levanta los brazos por detrás y sentirás un estiramiento en el pecho y los hombros delanteros.

Durante este estiramiento procura llevar tu barbilla hacia tu pecho para evitar que tu cuello crepite ( suene o traquee ). Si alguien te mira un poco dudoso de lo que haces, explicales que así al final del día, no sentirás tenso ni tus hombros ni tu cuello. Ya veras como todos en tu oficina seguirán tu ejemplo.

El músculo psoas ilíaco y los músculos de la pelvis:

Estos grupos de músculos se encuentran en un alto riesgo de tensión, después de pasar horas sentado. Este estiramiento lo puedes realizar antes y después del trabajo, para mantener los músculos más relajados al trabajar.

riesgo de tensión, después de pasar horas sentado

Empieza arrodíllandote en el piso dejando arriba los tobillos y los pies como base manteniendo el tronco recto. Luego lleva tu pierna izquierda hacia el frente y apoya el pie izquierdo en el suelo, manteniendo la rodilla justo por encima del tobillo.

Mantén ambas caderas horizontalmente alineadas, al mismo tiempo lleva tu torso hacia el frente, planeando la rodilla hacia adelante. Sentirás como se estira tu pantorrilla y el tendón de aquiles.

Siempre puedes colocar tus manos en la parte superior del muslo izquierdo como apoyo. Mantén esta posición durante 30 segundos. Luego cambia de lado y repite los mismos pasos pero con el lado derecho.

Los musculos abdominales:

Manteniendo la posición anterior lleva tus brazos por encima de la cabeza e inclínate ligeramente hacia atrás. Respira profundo y lleva tu mentón hacia arriba. Si tienes dificultades para mantener el equilibrio, mantén la mirada hacia el frente o hacia el suelo.

Los músculos oblicuos:

Son los músculos que tenemos en cada costado de nuestro torso, Estos músculos para estirarlos sencillamente lleva tu brazo derecho por encima de tu cabeza hacia el lado izquierdo, intenta tocar tu hombro derecho, repite el movimiento unas 3 veces y luego cambia de lado, llevando tu brazo izquierdo hacia tu hombro derecho pasándolo por encima de tu cabeza.

Los músculos de la parte baja de tu espalda y los laterales:

pero la práctica lleva a la perfeccion

El estar sentado por largos periodos continuos de tiempo, hace que los músculos que rodean tu columna lumbar se vayan tornando más débiles. Para ejercitar estos músculos, acuéstate con tu estómago boca abajo y levanta tus pies separandolos del suelo, sentirás como esos músculos bajos de tu columna se estiran.

También puedes dejar tus pies sobre el suelo pero lleva tus brazos hacia atrás y enlaza tus dedos detrás de tu cuello, levanta el mentón, mirando hacia el frente, e inspira profundo mientras levantas el torso del suelo, al principio estos movimientos no seran tan faciles de realizar, pero la práctica lleva a la perfeccion, asi que practica diariamente y veras como mejoras dia a dia con estos estiramientos.

Estira toda tu columna:

Desestresa todos los músculos, acostandote en el suelo relajado. lleva tus rodillas hasta el mentón, abraza tus rodillas con tus brazos, de manera en que puedes relajar tus rodillas sin que estas se suelten, y empieza a mecer tu torso un par de veces, disfrutando del estiramiento, y relajación de tus músculos.

¿Conoces otros ejercicios para practicar en la oficina?
¡Compártelos con la comunidad en la sección de comentarios!

Ernesto Roca
Sígueme

Ernesto Roca

Toda una vida dedicado a los deporte. Triatlón, maratón, ciclismo y carreras de aventura.
Vegetariano, amante de los animales y poniendo mi granito de arena (que nada cuesta) para cuidar el planeta.
Ernesto Roca
Sígueme